correo
La Rioja (España)

21 mar. 2013

CIGÜEÑA BLANCA (Ciconia ciconia)

La cigüeña blanca es una de las aves más emblemáticas de Europa. En muchas culturas es la «portadora de los bebés» y algunas antiguas tradiciones populares la relacionan con la buena suerte. Su recuperación en los últimos 30 años ha sido espectacular gracias a ambiciosos proyectos de conservación, la construcción de plataformas artificiales para anidar y a la restauración y protección de los humedales. 
La subespecie nominal cría en el Paleártico en Europa, NO de África y SO y centro de Asia, e inverna en África, con una pequeña población residente en Sudáfrica. Otra subespecie en el Turquestán que inverna en Irán e India. En Europa se extiende desde la península Ibérica (principal población occidental en España), por países de centro Europa y litoral mediterráneo, hasta Polonia (principal población oriental), países bálticos, Rusia, costa del mar Negro y Turquía. 
Alcanza de 100 a 200 cm, con una extensión en las alas de 155 a 195 cm. Los machos pesan hasta un 10 por ciento más que las hembras y presentan un pico de mayor tamaño. El pico puede medir de 16 a 25 cm. Los adultos tienen el pico y las patas de color anaranjado a rojo, en los jóvenes aun no adultos estas partes son gris oscuro. El peso es de 2.3 a 3.9 kg. En general su apariencia es muy similar a la “Cigüeña Americana” a la cual localmente también se le llama “Cigüeña Blanca” y “Cigüeña Común”, lo que crea cierta confusión con esta cigüeña.
Ocupa gran variedad de hábitats con marcado carácter antropófilo, en zonas abiertas con pastos, regadíos, cultivos, y zonas húmedas (charcas, ríos, arroyos o embalses) donde busca buena parte de su alimento. 
Nidifica fundamentalmente sobre construcciones humanas (iglesias y conventos, básicamente, pero también en casas aisladas, silos, depósitos de agua, chimeneas, transformadores, apoyos de tendidos eléctricos, etc.), aunque un buen porcentaje lo hace sobre árboles y, en menor proporción, sobre rocas. Sus nidos los hacen con ramas, palos, hojas secas, limo, plásticos, etc. Y pueden llegar a pesar de 500 a 600 kilos.
La nidada usual consta de cuatro huevos blancos; pueden ser de uno a siete. La incubación comienza con el primer huevo y toma de 33 a 34 días; es efectuada por los dos padres. Los pichones cuando nacen no se pueden valer por sí mismos, son nidícolas. Se van del nido de las ocho a nueve semanas. De una a tres semanas más tarde se independizan de los padres.


Clase               Aves
Subclase       Neornithes
Superorden    Neognathae
Orden      Ciconiiformes
Familia      Ciconiidae
Género      Ciconia
Especie      Ciconia ciconia

Se suele decir que la cigüeña es fiel a su pareja durante toda la vida, lo cierto es que realmente sólo es fiel al nido que construyó, al que vuelve cada año y por el que puede luchar incluso hasta morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES