correo
La Rioja (España)

9 abr. 2009

Corneja negra (Corvus corone).


"COLOCARSE PARA LA FOTO"
Corneja es una especie de ave paseriforme de la familia Corvidae.
Córvido enteramente negro, de tamaño mediano, entre 45 y 47 cm . Alas más bien cortas, anchas en la base y con la punta poco afilada. Cola de tamaño medio y casi cuadrada, ligeramente redondeada en la punta. Pico fuerte, ancho y profundo en la base (más pequeño que el del cuervo), curvado a partir de la mitad de su longitud, aprox. 105% de la longitud de la cabeza, con cerdas sobre el tercio basal de la mandíbula superior. Patas y pies más bien cortos pero fuertes.
 Adultos: Plumaje enteramente negro brillante, con reflejos azules, morados o verdosos dependiendo de la luz; sin embargo no tan brillante como la graja o el cuervo. Pico negro. Boca y paladar de gris oscuro a negros. Iris de marrón oscuro a negro. Patas y pies negros.Jóvenes: Plumaje menos brillante, más pardo, con reflejos marrones. Pico negro. Boca gris pálida o rosácea el primer año. Iris de marrón oscuro a negro. Patas y pies negros. Muda postnupcial completa, que suele comenzar en mayo y estar terminada a mitad de octubre. La muda postjuvenil es parcial incluyendo las plumas corporales y pequeñas coberteras; algunos ejemplares la han terminado ya en septiembre. Los machos de corneja negra en el norte de España son más filopátricos que las hembras: el 52% de los jóvenes permanecen en el entorno de su territorio de cría por sólo el 21% de las hembras juveniles.
La corneja no migra grandes distancias y permanece en el entorno de los territorios de cría, por lo que no hay grandes diferencias entre el hábitat de reproducción y el hábitat durante el invierno. Sin embargo, en invierno es más común el uso de los dormideros comunales sobre todo por parte de individuos juveniles que son más vulnerables a las bajadas de temperatura. La población total en España fue estimada en 310.000 - 530.000 parejas.
En Palencia y Burgos se estimaron en cada provincia 5.000 – 10.000 parejas ; En las estepas cerealistas de la Tierra de Campos en la meseta norte el número de cornejas negras ha aumentado, así como en Guipúzcoa y en el valle del Tiétar. En otros lugares de Castilla y León el tamaño poblacional de la corneja negra parece estable.
El mayor factor de amenaza es la persecución por parte del hombre. Es habitual la destrucción de nidos de forma manual o mediante disparos si están localizados muy altos; también ha resultado objetivo de cebos envenenados. Esto se debe a que agricultores y cazadores consideran a la especie dañina para los cultivos y las especies cinegéticas. Sin embargo, estas acusaciones no se han demostrado y parecen injustificadas debido a la baja densidad de individuos en la península. De alimentación omnívora, prefiere, sin embargo, materia vegetal, comiendo gran cantidad de granos maduros o verdes. Destruye mazorcas de maíz, espigas de trigo, guisantes, patatas, frutas silvestres y cultivadas (sobre todo manzanas e higos), plantas y semillas silvestres, micromamíferos vivos y sus nidos que encuentra entre la hierba, lombrices de tierra, moluscos terrestres y acuáticos, pequeños invertebrados de las costas y fangales, toda clase de insectos que recoge entre la hierba, carroña animal, desperdicios en basureros. No pocas veces captura insectos, en especial grandes escarabajos al vuelo. También pájaros, cogiéndolos con las patas, aunque esto debe ser realmente ocasional. Se las ha visto atrapar peces pequeños, vivos, en aguas someras de las rías y también múgiles (Mugil spp.) moribundos. Para ello no duda en introducir en el agua completamente la cabeza y el pico. Como otros córvidos, tiene también la costumbre de esconder alimentos. Con el pico cava un agujero en la arena o en la tierra ocultando nueces, trozos de pan, fruta, etc. Algunas veces lo hace en grietas de los troncos de árboles caídos en el suelo. También es frecuente que se eleve en el aire con un cangrejo o un molusco y los deje caer sobre las piedras de la costa con objeto de romper su dura cáscara. En los campos donde pasta el ganado voltea con habilidad el estiércol seco para capturar los escarabajos que se esconden debajo. Su presencia cerca de vacas y ovejas es un espectáculo corriente en Iberia. Se aprecia entonces que la Corneja Común es más sociable de lo que vulgarmente se cree y pueden c oncentrarse muchas parejas en un solo campo. Esto sucede también a menudo si en él abundan las ranas. En los campos recién segados atrapa fácilmente algún Lución (Anguis fragilis) y no pocas musarañas.
 Las llamadas y vocalizaciones de esta especie se pueden escuchar todo el año. La gran variabilidad y la difícil traducción fonética de las mismas hacen que su clasificación y diferenciación sea complicada y que, por lo tanto, existan dudas acerca del número de llamadas distintas que deben ser reconocidas.

1 comentario:

  1. Hola Fer. He paseado un rato por tu excelente web y como siempre lo he pasado genial. Permíteme que te corrija esta foto que no se trata de una Graja sino de una Corneja Negra (Corvus corax). En La Rioja se ha extinguido la Graja como especie invernante. Durante los últimos años ha habido una población invernante que llegó a ser de unos 700 individuos en 1998, y que paulatinamente ha ido reduciendo sus efectivos hasta llegar a 0 ejemplares en 2006. Posteriormente en 2010 se han observado 3 ejemplares posiblemente un residuo de la antigua población que con seguridad desaparecerá por completo en los próximos años.
    Un saludo
    Javier Robres

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES