correo
La Rioja (España)

25 nov. 2011

MITO (Aegithalos caudatus)






Reino: Animalia
Filo:    Cordados
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Aegithalidae
Género: Aegithalos
Especie: A. caudatus









El mito es un ave diminuta de forma redondeada, con una cola asombrosamente larga. Tiene una longitud de: Largo 13-15 cm, de los cuales 7-9 pertenecen a la cola, y su peso oscila entre 7-10 g. Su cabeza y las partes inferiores las tiene de color blanco, con matices grisáceos o rosáceos visibles en su abdomen y coberteras caudales.  Sus alas y su dorso tienen manchas de color negro, blanco y rojizo. Su cola larga es de color negro con bordes blancos. Las aves adultas tienen patas de color marrón oscuro y pico de color negro; pero las aves jóvenes tienen patas rojizas y pico negro, con punta y base amarillenta.
Su iris es de color marrón rojizo, rodeado por un anillo ocular de color rojo o amarillo. Sus ojos pequeños y brillantes son muy llamativos, El mito se parece a los carboneros y herrerillos por su constante movimiento acrobático, pero se diferencia de ellos en que no cría en oquedades, sino que construye una preciosa bola de líquenes y musgo, aglutinando los materiales con fibras, crines, capullos de orugas y seda de araña. Su interior está forrado de una cantidad asombrosa de plumas que el macho y la hembra acarrean desde grandes distancias.
Es un verdadero especialista en consumir insectos muy pequeños o grandes en sus primeros estadios -periodos-. Es un valioso aliado contra las plagas de insectos, sobre todo de la temida procesionaria del pino. Su canto es Un “tii-tii-tii” muy agudo, o un “tsrrr tsrrr” crepitante; también tiene un canto como un tintineo, parecido al del herrerillo común. Su época de cría está situada entre los meses de abril a junio, durando la incubación de los ocho a doce huevos que pone la hembra, unos doce días. Esta incubación es llevada a cabo sólo por la hembra.



1 comentario:

  1. Ayer me encontré uno en el parque del cubo. Estaba en la acera, me acerque y no se mostro asustado. Cuando lo cogi en mis manos se acurruco y no se puso nervioso. A los pocos metros de llevarlo. pasando junto a un paruqe, echó a volar hacia un arbol, con agilidad unos 15 metros. Qude asombrado

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES