correo
La Rioja (España)

22 mar. 2016

Cisne vulgar (Cygnus olor)



El cisne vulgar (Cygnus olor), también llamado cisne mudo o cisne blanco, es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae propia del Hemisferio Norte.

Cygnus olor es su nombre científico. Las palabras cygnus y olor significan "cisne" en griego clásico y en latín, respectivamente.

Esta especie presenta el segundo tamaño del género Cygnus; solo el cisne trompetero es un poco mayor. Se le distingue de los otros cisnes de color blanco por tener el pico de color amarillo anaranjado a rojo. Los otros lo tienen negro y amarillo. También es el único cisne blanco al que le crece una carúncula negra sobre la base del pico.

No presenta dimorfismo sexual en el plumaje. Los machos son más grandes, y su envergadura alar es de 2,4 metros. La carúncula negra sobre el pico se desarrolla más en el macho.

Machos: longitud media 1,52 metros, peso de 8,4 a 15,0 kg; promedio de unos 10,5 kg, culmen de 76 a 88 mm., ala de 589 a 623 mm.
Hembras: longitud promedio de 1,27 metros, peso de 6,6 a 12 kg; promedio de 8,4 kg, culmen de 69 a 80 mm., ala de 533 a 596 mm.
El cisne vulgar se distribuye por el Hemisferio Norte, al igual que los otros cisnes blancos. Tiene parentesco con el cisne negro de Australia, más que con los otros cisnes blancos.

En el siglo XIII en Gran Bretaña había poblaciones de este cisne en estado parcialmente domesticado. Después fue introducido en Francia y otros lugares de Europa, donde logró establecerse. Es un ave que se vio favorecida en los bellos estanques artificiales de las monarquías europeas.

El área de distribución original de la especie es difícil de establecer, debido a que se confunden poblaciones salvajes, introducidas por el hombre y naturalizadas a partir de introducciones. Se consideran parcialmente salvajes aquellos que anidan al noreste de Europa, en las islas Británicas, al sur de Suecia, en Dinamarca, Países Bajos, norte de Francia, norte de Alemania, Polonia, en los países al sur del mar Báltico y el mar Negro.

En Asia se consideran naturales o salvajes a los que anidan en el mar Caspio, continuando hacia el oriente en forma irregular por el sur de Siberia hasta el lago Baikal, y aquellos que anidan al norte de Mongolia.

En invierno las poblaciones del norte se trasladan hacia el sur, aunque en algunos lugares son sedentarias y permanecen todo el año en el área donde se reproducen, desplazándose hacia las costas.

Cuando migran desde Europa se reúnen con las poblaciones en el mar Negro y el mar Caspio. En Asia inverna en la costa del mar Amarillo.

Se considera como avistamientos ocasionales en todo el resto de Europa, en el delta del Nilo, golfo Pérsico, en Irán, desde Afganistán hasta la India, en la península de Corea y en Japón.

Fue introducido en América del Norte, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. En América del Norte hay dos poblaciones grandes en el noreste; ocasionalmente se suele ver en el sur de Canadá. Ambas poblaciones tienen miles de ejemplares. Las poblaciones de Australia y Nueva Zelanda se mantienen estables, sin aumentar ni disminuir notablemente. La población natural al norte de Asia y Europa parece crecer; se estima en medio millón el número de individuos.

Ocupa hábitats de lagos y ríos poco caudalosos, con orillas donde crece vegetación alta. En invierno está presente en estuarios de agua salobre en las cercanías del mar, en costas marinas con alguna protección y en el mar abierto si la costa no tiene protección.

El alimento consiste en plantas acuáticas que obtiene del fondo del estanque. La dieta es complementada con insectos, ranas, etc. En primavera visita campos sembrados, donde se alimenta de semillas.


La pareja es fiel durante su vida. Si un individuo muere, el sobreviviente hace nueva pareja. Nidifican una vez por año. En cautiverio suelen anidar en dos ocasiones. La temporada de cría es la primavera boreal, desde marzo y abril. La pareja selecciona un lugar a la orilla de algún lago o río, defendiendo con ferocidad el territorio contra todo visitante, incluyendo los pichones propios de años anteriores. Persiguen y picotean al intruso, pudiendo llegar a matarlo, pisándolo y ahogándolo en el agua, por su peso. Es común que pese a migrar utilice el mismo sitio para anidar por varios años.

Muda el plumaje una vez al año; la muda dura de cuatro a seis semanas, no pudiendo volar.





Reino:     Animalia
Filo:         Chordata
Clase: Aves
Orden:     Anseriformes  
Familia:   Anatidae
Género: Cygnus
Especie:  C. olor






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES