correo
La Rioja (España)

26 feb. 2014

LAVANDERA BLANCA (Motacilla Alba)



Reino:  Animalia
Filo:     Chordata
Clase:  Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Motacillidae
Género: Motacilla
Especie: M. alba










También llamada pajarita de las nieves, habita sobre todo en las orillas de los ríos, aunque ha colonizado los núcleos urbanos. Por ello la podemos ver anidando en cualquier granja o casa de la zona húmeda y vallas frescas de los macizos interiores. Mide 18 centímetros y se alimenta principalmente de pequeños invertebrados.


Ocasionalmente picotea los excrementos de vaca para aprovechar pequeños coleópteros y larvas. Cría de abril a agosto en nidos que acondicionan en agujeros.


 El vuelo de la Lavandera Blanca es ondulado y, con frecuencia, emite un agudo grito de vuelo, «tsi-tsi»; lanza el mismo grito en el cortejo nupcial.

 Las costumbres nocturnas de la Lavandera Blanca han atraído desde hace tiempo la atención de los naturalistas e incluso de los simples paseantes. En efecto, han sido señalados dormideros de cientos de aves en árboles de avenidas de algunas ciudades, donde van, acaso, a buscar abrigo y protección contra los predadores.


 Uno de estos dormideros es el que desde hace varios años tienen en el Paseo del Prado, de Madrid; por la noche, multitud de aves llegadas de los alrededores de la ciudad se reúnen en uno o dos árboles para dormir; a primeras horas de la mañana vuelven a desparramarse en todas las direcciones para pasar el día comiendo en los prados.


 Entre nosotros vive la Lavandera Blanca, que cría repartida por la zona norte y en niveles altos en el sur y sudeste; pero en invierno puede vérsela en cualquier parte por que alcanzan nuestro país numerosas aves de otros puntos de Europa entre las cuales figuran ejemplares de la raza Enlutada, que tiene dorso pizarra o negro y cría sobre todo en Gran Bretaña e Irlanda. La amplia distribución invernal de esta especie y su característica figura y actitudes han hecho de él un pájaro muy popular que recibe innumerables nombres vulgares.


 Se puede observar en lugares húmedos como orillas de ríos y embalses, huertos, etc., pero también frecuenta eriales, cultivos de secano y el interior de pueblos y ciudades.


 Realiza dos nidadas, comenzando en el mes de abril. Para ello, construye su nido en el interior de oquedades de muy diverso tipo, tanto naturales como en habitáculos humanos. En él deposita de cinco a seis huevos por lo general. Los adultos son similares en su combinación de colores blanco, negro y gris. Los jóvenes son más grisáceos.




Se desplaza a pasitos, contrariamente a la mayoría del resto de los pájaros que lo hacen a pequeños saltos. A la vez suele balancear de forma típica su larga cola.

Como otras aves migradoras, las lavanderas migran de noche aprovechando el día para alimentarse y descansar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES