correo
La Rioja (España)

24 sept. 2010

PATO JOYUYO (Aix sponsa)


Mide en torno a tres cuartos de la talla de un ánade común, cerca de 50 cm, con una envergadura de 75 cm. Esta anátida presenta un marcado dimorfismo sexual: el macho posee vivos colores característicos en la cabeza, lo que hace que la especie sea a menudo utilizada en cautividad, el plumaje de la hembra es mucho más apagado. Es en invierno cuando se forman las parejas y ya en febrero comienza la migración hacia el norte o la búsqueda de un lugar adecuado donde anidar. Pasarán de dos a cuatro meses, las localidades al norte crían más tarde, antes de verse los pichones del nuevo año. Las hembras demuestran tendencias a regresar al área donde nacieron y las que ya anidaron el año anterior muchas veces regresan para volver anidar en el mismo nido. La nidada consiste de seis a catorce huevos. La incubación toma de 28 a 30 días y es efectuada por la madre. Los padres se van a mudar las plumas. Apenas ha salido el último polluelo del cascarón la madre sale del nido y llama a sus pequeñuelos desde el suelo o el agua. Según éstos se van llenando de valor, saltan desde la apertura del hueco. Una vez reunida la familia de nuevo, se marchan hacia el estanque más cercano, si no lo están ya, y se ponen a nadar. A las cinco semanas la madre deja a los pichones y se va a mudar las plumas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES