correo
La Rioja (España)

30 may. 2013

Paloma Torcaz “Columba Palumbus”

 La Paloma Torcaz es un colúmbido de distribución paleártica, aunque predominantemente europea. La subespecie nominal nidifica a lo largo del continente, desde Rusia y Escandinavia hasta las costas atlánticas y las penínsulas mediterráneas. Considerada originariamente un ave propia de bosques, su adaptación y dependencia trófica en tiempos modernos hacia los espacios cultivados le ha permitido prosperar en varios países europeos. Nidifica en la práctica totalidad del territorio español, con excepción de Canarias y Melilla. En la Península, se rarifica en regiones muy concretas, como Vizcaya, Guipúzcoa y la vertiente cantábrica de Navarra; el tramo central del valle del Ebro aragonés; comarcas del SE murciano y almeriense; y la campiña del Guadalquivir en Córdoba y Sevilla.
La Paloma Torcaz “Columba Palumbus” es la mayor y más corpulenta de las palomas europeas. La redonda cabeza es de color gris azulado y en general el plumaje visto de lejos parece completamente gris pizarroso. El cuello es en la base de color rojo vinoso y sobre él destaca mucho a cada lado una mancha blanca y de cerca el brillo o lustre violeta y verde. El dorso de las alas es parduzco y las plumas cobertoras alares son grises con bordes blancos, formando una banda blanca muy conspicua a través de las alas que se nota cuando son desplegadas. Las partes inferiores son rojo vinoso en el pecho y gris pálido en los flancos y el vientre. La cola es negruzca, termina en ancha franja negra y el obispillo gris pizarra. El pico es rosa en la base, amarillo hacia el extremo y éste de color hueso; las patas y los pies son rojo coral con un ligero tinte malva que se aprecia bien; el iris es amarillento o pajizo. Su longitud es superior a los 40 cm y su envergadura alar es de 75 cm. Pesa hasta 500 g. El plumaje de la parte superior es de color gris, a excepción de una mancha de color blanco situada a ambos lados del cuello y en cada ala, este cuello solo aparece a partir de 6 o 8 semanas, el pecho es de color rosado y la cola termina en una ancha banda de color negro.
El macho tiende a ser de mayor tamaño y presenta un plumaje más llamativo; los inmaduros tienen unos tonos más apagados. Un buen criterio de diferenciación cuando la muda post juvenil se termina, es el color del iris y la base del pico que es gris azulado para los jóvenes. La punta del pico es de un blanco amarillento y las piernas son rosa de color de malva o gris azul con marcas púrpuras.
La alimentación de la Torcaz es preferentemente vegetariana, comprendiendo, semillas de gramíneas, leguminosas, bayas, trigo, maíz, bellotas (que su principal pasión), aceitunas que también es otro de sus caprichos preferidos etc… no hace de menos las larvas y las pequeñas lombrices. También los arándanos y las fresas se suman a los caprichos de la paloma torcaz.
Tan importante como la comida es el agua para las torcaces, que necesitan beber y bañarse varias veces al día en lagunas, ríos y charcos que encuentran en su camino. Acostumbra a comer casi siempre en tierra y utiliza dormideros comunes al anochecer.


La paloma torcaz se adapta a un cambio bastante espectacular de su dieta, siguiendo el ritmo anual de disponibilidades. Sin embargo algunas poblaciones sedentarias pueden sufrir una considerable mengua si se presentan inviernos duros.


Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Columbiformes
Familia: Columbidae
Subfamilia: Columbinae
Género: Columba
Especie: C. palumbus

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!

LA MIGRACIÓN DE LAS AVES